7 RAZONES PARA PRACTICAR EL AYUNO INTERMITENTE

Por el Dr. Alejandro Junger 

En la naturaleza, la mayoría de los animales que viven como la naturaleza lo diseñó y comen de acuerdo a lo que la naturaleza diseñó que coman, no se enferman. No hay monos salvajes con depresión, elefantes con diabetes, cocodrilos con enfermedades autoinmunes. En la naturaleza pura no existen las enfermedades crónicas. NOSOTROS somos los que padecemos de estas enfermedades y a niveles nunca antes vistos. 

Con el gran objetivo de vivir en una mayor sintonía con la naturaleza, abajo detallo 7 razones por las cuales recomiendo el ayuno intermitente y periodos más largos de ayuno:

1. El ayuno es como evolucionamos y vivimos por miles de años

Los animales comen cuando encuentran comida y después ayunan hasta que encuentran la próxima comida, impuesto por la naturaleza. Viven ayunando de manera intermitente, y a veces por periodos más largos, todo el tiempo. Nosotros, los humanos, también vivimos y evolucionamos por miles de años como todas las especies de la naturaleza. Cuando practicamos el ayuno intermitente de alguna manera estamos alineando a nuestra evolución y nuestros genes a una manera más natural de vivir, como la naturaleza nos diseñó.

Solo en los últimos 100 años, con la existencia de las heladeras, los supermercados y el aumento de la capacidad adquisitiva, comemos todo el tiempo. Comemos desayuno, almuerzo y cena como consecuencia de una creación cultural o social que no tienen ningún sentido evolutivo para nuestro cuerpo. Esto nos pone en estado de digestión constante, lo cual genera muchos problemas y alteraciones en las condiciones naturales de nuestro cuerpo. 

2. El ayuno ayuda a liberar recursos y energía de la digestión para re-asignarlos a otros procesos importantes en el cuerpo

El proceso de digestión y asimilación requiere una gran cantidad de recursos energéticos. Por eso cuando comemos una comida muy grande, nuestro cuerpo normalmente se cansa o se pone a dormir. También se detienen todas las reacciones del cuerpo como consecuencia a ciertas comidas que llamo “desencadenantes” o también podríamos llamar inflamatorias. Al dejar de comerlas, esas reacciones ya no se requieren. Entonces la energía y nutrientes que se estaban usando en esos procesos de inflamación o alergia, se redistribuyen hacia otros procesos necesarios en el cuerpo, como por ejemplo la detoxificación o la producción de hormonas.

3. Permite la autocorrección de la flora intestinal

Las bacterias sanas o beneficiosas han evolucionado todo el tiempo con nosotros y son más resilientes que las bacterias “malas.” Las bacterias que nos perjudican más son las que se alimentan de los productos comestibles procesados e inflamatorios (que para mí no es comida real). Cuando uno deja de comer, automáticamente está ayudando a que las bacterias malas no sigan creciendo y alimentándose. Más bien, da espacio a las bacterias beneficiosas a tomar mayor protagonismo y fuerza en nuestra microbiota, lo que les permite llevar a cabo sus funciones de una mejor manera. Recordemos que la microbiota realiza el 40% del trabajo de detoxificación necesario. 

4. El ayuno permite el descanso necesario para la reparación de la pared intestinal o intestino permeable

Todos tenemos algún grado de disfunción o permeabilidad de la pared intestinal. El descanso digestivo y del sistema inmunológico que brinda el ayuno permite al sistema de defensa y reparación poder utilizar la energía y recursos que requiere para ayudar a reparar esa pared intestinal. Con una pared intestinal dañada o permeable, el sistema inflamatorio se enciende de manera continua y a la larga puede causar enfermedades crónicas y otros desequilibrios en el cuerpo.

5. El ayuno ayuda al cuerpo a entrar en cetosis intermitente

Durante el ayuno, en vez de quemar la glucosa de la comida en la mitocondria, el cuerpo empieza a quemar cuerpos cetónicos (o romper grasas) como combustible para generar ATP. 

Entonces, la cetosis es una consecuencia del ayuno. Y ya se ha visto que el estado de cetosis permanente no es óptimo para el cuerpo pero más bien el estado de cetosis intermitente es lo que apoya los beneficios de aumentar la flexibilidad metabólica. 

6. El ayuno potencia la autofagia, empezando por las células enfermas y envejecidas 

La autofagia es el proceso mediante el cual ciertas células de tu cuerpo comen o se alimentan de otras células, normalmente las enfermas o envejecidas. Es un proceso que nos ayuda a rejuvenecer las células y limpiarlas. Para que se potencie y resulte en procesos sanadores, se requiere realizar el ayuno por periodos extendidos (más de 24 horas). El ayuno intensifica la autofagia ya que al privar al cuerpo con nutrientes de la comida, las células encuentran energía y alimento de otras células del cuerpo. 

7. El ayuno brinda beneficios espirituales, al poder dirigir nuestra atención a vibraciones superiores

Finalmente, la mayoría, si no son todos, los lideres espirituales ayunaban y enseñaban a sus seguidores a ayunar como una manera de poder lograr la auto-restricción con fines espirituales. En casi todas las religiones todavía existe esta práctica (Yom Kippur para los judíos, viernes santo para los cristianos, Ramadán para los musulmanes, entre otras).

Así como decía Rudolf Steiner, a lo que el cuerpo le da atención se transforma en su experiencia de vida. Donde ponemos nuestra atención es una de las principales cosas que podemos hacer para dirigir nuestra vida. Cuando uno come, hay mucha electricidad y frecuencia yendo hacia nuestro cuerpo para poder romper los alimentos y asimilarlos. Cuando uno deja de comer, esta energía o frecuencias se liberan y nos brinda la oportunidad de poder re-dirigir esa energía hacia desarrollo espiritual o vibraciones superiores.

 

Si quieres más información sobre el ayuno o consejos para vivir en mayor sintonía con la naturaleza sigue al Dr. Alejandro Junger en Instagram como @dralejandrojunger o inscríbete para recibir información sobre su Programa de Reparación Intestinal aquí.

Close

50% Complete

JOIN OUR FREE 5-DAY DETOX

Whether you're looking to feel better or are simply looking for a short body reset, then this 5-day detox is perfect for you. This is your chance to strengthen your immune system and accelerate your path to optimal health. Let me guide you!

You will also receive updates about our new blog posts, programs, and other resources specially designed to optimize your health.