4 COSAS QUE PUEDES HACER PARA APOYAR TU SISTEMA DE DETOXIFICACIÓN

Por el Dr. Alejandro Junger

El cuerpo humano está formado por miles de millones de células que se organizan como tejidos y órganos. Estos a su vez participan en diferentes funciones del cuerpo. Dependiendo de qué función principal se esté considerando, existe un sistema de células, tejidos y órganos que la cumplen. Para comunicarse entre ellas, las células pueden enviar impulsos eléctricos (células nerviosas) y ciertas secreciones (hormonas), y esto se conoce en Medicina Funcional como el "sistema de comunicación". Los alimentos son degradados y absorbidos por el cuerpo a través del trabajo de tu sistema de digestión y asimilación, que incluye los intestinos, la flora intestinal y otros órganos que también participan, como el hígado (que produce la bilis) y el páncreas (que produce la insulina). También existe un sistema de "defensa y reparación", conocido como sistema inmunológico. El intestino, esencial para el sistema de digestión y asimilación, también participa en el sistema inmunológico. Alberga bacterias buenas, que desempeñan un papel importante en la inmunidad y proporcionan una fuerte barrera entre el interior y el exterior del cuerpo (la pared intestinal). Para enviar cosas entre lugares distantes, el cuerpo tiene el sistema de transporte o circulación, compuesto por el corazón, las arterias, las venas y los vasos linfáticos.

Una función muy importante del cuerpo es poder biotransformar moléculas tóxicas en no tóxicas y asegurarse de que también sean solubles en agua para que puedan eliminarse a través del sudor, la orina y las heces. Las toxinas pueden provenir del interior del cuerpo, los productos de desecho del metabolismo normal, o del exterior. Estas toxinas externas (exógenas) son todos los químicos que los humanos hemos inventado para hacernos la vida más fácil y que agregamos a TODO. El aire que respiramos, el agua que bebemos y con la que nos duchamos, los cosméticos que usamos, los medicamentos que consumimos, los materiales arquitectónicos con los que construimos nuestras casas y, principalmente, de los productos comestibles que comemos como alimento. Ya no comemos comida de verdad. Comemos cosas que se fabrican en una fábrica a la que a veces se le agrega comida real como "ingrediente". Conservantes, preservantes, colorantes químicos, aromatizantes, estabilizadores, saborizantes… agregamos químicos a todo. 

Afortunadamente, las bacterias intestinales y el hígado pueden convertir una gran mayoría de estos productos químicos en inofensivos y hacerlos solubles en agua para su eliminación. Este es el "sistema de detoxificación". Y está funcionando sin parar desde antes del nacimiento, una vez que el feto está completamente formado. Un ejemplo simple de detoxificación es la forma en que exhalamos CO2, que es un producto de desecho tóxico de las vías de producción de energía (ciclo de Krebs) dentro de las mitocondrias, donde la glucosa se quema con oxígeno dando como resultado dióxido de carbono (CO2), que se disuelve inicialmente en agua como ácido carbónico. Luego, el sistema de transporte lo transportará hasta que la sangre pase por los pulmones y el ácido carbónico se convierta de nuevo en gas (CO2) y se elimine durante nuestra exhalación. Si esto se detiene por unos minutos, morirías por la acumulación de CO2 más rápido que por la falta de oxígeno de dejar de respirar. Y así, nuestro hígado, otros tejidos y la flora intestinal, están constantemente convirtiendo moléculas tóxicas en no tóxicas solubles en agua, listas para su eliminación. 

Para apoyar el sistema de detoxificación y eliminación del cuerpo, hay cuatro cosas simples que puedes hacer y que tienen un gran impacto.

3. Reduce tu exposición a toxinas tanto como puedas

Filtra tu agua, filtra tu aire en casa y pasa tiempo en la naturaleza respirando aire fresco. Tomar agua y mantenerse hidratado es muy importante. Evita los medicamentos tanto como sea posible, especialmente los de venta sin receta. El uso de materiales ecológicos para la construcción de viviendas es muy importante, ya que el 50% de los contaminantes en los que estamos nadando provienen de materiales de construcción y decoración del hogar. Evita los cosméticos y artículos de tocador con productos químicos tóxicos y selecciona productos de lavandería no tóxicos.

Pero la parte más importante de esto es NO COMER TOXINAS. Esta es la parte difícil porque la mayoría de lo que comen los humanos en estos días no es COMIDA REAL, son productos similares a los alimentos, hechos en una fábrica, llenos de químicos y colocados en un recipiente. Y esto es lo que los humanos consideran comida en estos días. Los supermercados modernos venden principalmente esto (todos los pasillos con cosas empaquetadas) y apenas tienen alimentos reales (plantas y animales). Incluso los alimentos reales en la vida moderna vienen mezclados con glifosatos, metales pesados, otros insecticidas, pesticidas, etc. Recuerda, cuanto más larga sea la vida útil de lo que estás comiendo, más corta será tu vida.

2. Proporciona lo que tu cuerpo necesita en forma de nutrientes

Los productos comestibles carecen de muchos de los nutrientes que el cuerpo necesita para su sistema de detoxificación. Toma las células del hígado como ejemplo. La forma en que biotransforma una molécula tóxica en no tóxica es liberando enzimas que cortarán y pegarán átomos de moléculas tóxicas hasta que ya no sean tóxicas. Para hacer eso, el hígado necesita las materias primas con las que producir (sintetizar) enzimas. Estos componentes necesarios se encuentran en los alimentos (nutrientes como aminoácidos, ciertas grasas, minerales, vitaminas y carbohidratos). 

Si no se proporcionan, las enzimas no se pueden producir y las moléculas tóxicas no se pueden biotransformar para su eliminación. La mejor manera de hacer esto es comiendo alimentos integrales reales sin químicos (orgánicos). Las plantas están especialmente llenas de nutrientes que utiliza el hígado para producir enzimas. Cuantas más especies de plantas comas, en los colores más variados, más posibilidades tendrás de obtener estos nutrientes, además de alimentar las bacterias buenas que hacen entre un 30 y un 40% del trabajo de detoxificación necesario.

4. Redistribuye energía de la digestión a la detoxificación reduciendo la carga digestiva

 El cuerpo tiene muchas funciones que debe realizar al mismo tiempo, pero la energía disponible es limitada. Una forma de aumentar la energía destinada a la detoxificación es reducir el consumo (y el desperdicio) de energía en otras funciones. La forma más poderosa de hacer esto es reduciendo la carga de trabajo del sistema digestivo. Si estás digiriendo todo el tiempo (la mayoría de los humanos), habrá falta de energía para muchas otras funciones, siendo la detoxificación la que más sufre. Por lo tanto, dedicar tiempo a NO digerir es esencial. 

Puedes hacer esto simplificando tu dieta (evitando los alimentos que son difíciles de digerir) y también no comiendo tanto y con tanta frecuencia. El ayuno intermitente se está volviendo famoso por sus beneficios, el principal es que permite que la energía que NO se gasta en la digestión sea utilizada por el sistema de detoxificación. La Dieta de Eliminación que utilizo con mi programa de detoxificación CLEAN, ayudará poderosamente con esto: Evitar los lácteos, el gluten, el azúcar, el alcohol y el café les da a mis pacientes toda la energía extra que necesitan para detoxificarse adecuadamente con frecuencia. Reemplazar las comidas sólidas con comidas líquidas es otra forma de reducir el trabajo intestinal. Les doy a mis pacientes un batido CLEAN al día para el mantenimiento y esta es una de las herramientas más poderosas en mi práctica médica.

4. Toma suplementos que ayuden al sistema de detoxificación

 Algunos ejemplos son: probióticos, enzimas digestivas, antioxidantes, vitaminas y minerales. Cualquier cosa que ayude en cualquier paso del proceso de detoxificación podría ayudar. En la empresa el Programa CLEAN, estamos educando a las personas sobre cómo los diferentes sistemas del cuerpo funcionan, interactúan y cumplen sus funciones. Tenemos suplementos para apoyar todos los sistemas y nos especializamos específicamente en el sistema de biotransformación y eliminación, o detoxificación. 

Mi libro CLEAN también es un gran recurso para aquellos que quieren comprender y apoyar su sistema de detoxificación.

Close

50% Complete

JOIN OUR FREE 5-DAY DETOX

Whether you're looking to feel better or are simply looking for a short body reset, then this 5-day detox is perfect for you. This is your chance to strengthen your immune system and accelerate your path to optimal health. Let me guide you!

You will also receive updates about our new blog posts, programs, and other resources specially designed to optimize your health.